lunes, 23 de abril de 2018

Hay alternativas a la industria militar y los gaditanos las exigimos ya.

(comunicado público de Ecologistas en Acción y de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía)

LA VENTA DE CORBETAS A LA PETROMONARQUÍA SAUDÍ: UNA MALA ELECCIÓN MORALMENTE INACEPTABLE.
HAY ALTERNATIVAS A LA INDUSTRIA MILITAR

La decisión del gobierno español de vender cinco corbetas al trono saudí, que con seguridad serán empleadas en la guerra contra el pueblo yemení, es éticamente rechazable, a pesar de la pretendida justificación de que creará una importante carga de trabajo en los astilleros de Navantia de San Fernando y Ferrol.

No se trata solamente de un contrato por 2.000 millones de €, sino de todo un programa de colaboración bélica con este gobierno autocrático, que pasa por la creación de una compañía conjunta, Industria Militares de Arabia Saudí, la remodelación del puerto de Yeda, el mantenimiento de los buques y la instrucción de los marinos saudíes en San Fernando. Y se une a la constante venta de piezas de artillería, municiones y bombas por parte del Gobierno a Arabia Saudí.

Asistimos a un grave conflicto entre el derecho al trabajo en las empresas de construcción naval de la Bahía de Cádiz y los derechos fundamentales a la vida y a la libertad de los receptores y víctimas de ese equipamiento bélico. No podemos actuar como colaboradores necesarios en la masacre que perpetra Arabia Saudí contra Yemen, que ya arrastra un desolador balance de 10.000 muertos desde 2015. Además, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y las Naciones Unidas han documentado presuntos crímenes de guerra de la coalición encabezada por Arabia Saudí en Yemen, un conflicto en que ha habido decenas de bombardeos ilegítimos y criminales de hospitales, escuelas, mercados y mezquitas.

Esta connivencia del Gobierno español con la violación de los derechos humanos se incardina en una escalada del presupuesto de Defensa para este año, que aumenta un 11 %, incluyendo el pago de los Programas Especiales de Armamento, y una creciente militarización de la sociedad, que tiene su reflejo en la obligatoriedad de la asignatura “Conocimiento de la seguridad y la defensa nacional en los centros educativos” en la enseñanza primaria.

Es incomprensible y rechazable la aprobación que ha suscitado este contrato de armamento en los sindicatos y algunas fuerzas de izquierda, como el alcalde de Cádiz, Jose Mª González, cuando existen alternativas de empleo civil a la construcción naval militar. Una mínima conciencia solidaria y un obligado compromiso por la paz exigen de las fuerzas progresistas la búsqueda de alternativas al paro endémico del sector de la construcción naval que no pasen por reforzar la fabricación de instrumentos de agresión bélica.

La dicotomía entre fabricar artefactos bélicos o productos para el uso civil tiene respuesta adecuada; de esta forma, dejaríamos de actuar como colaboradores necesarios en la masacre que perpetra Arabia Saudí contra Yemen. La deconstrucción naval y la energía eólica off shore son las dos alternativas necesarias para el mantenimiento y ampliación de la “carga de trabajo” en los astilleros de Cádiz, que harían innecesaria la deriva belicista de construir instrumentos de violación de los derechos básicos de las personas.

El PEMAR (Plan Estatal Marco de Residuos) identifica una oportunidad real de hacerse con un mercado casi virgen: el reciclado ecológico de buques (deconstrucción naval), evitando achatarramientos infames como ha perpetrado Turquía con el portaaviones Príncipe de Asturias. Este desguace sin las debidas condiciones se ha adjudicado en 2,4 millones de €, una cantidad que hubiera venido muy bien a las depauperadas arcas de Navantia. Y en el caso de la energía eólica off shore, entraríamos a formar parte de la cadena de valor de esta energía limpia: construcción, equipamiento, instalación, mantenimiento, suministro, reparación, … de aerogeneradores en el mar, una oportunidad desaprovechada en Navantia, que solo se limita a la construcción de subestaciones y estructuras de soporte a los parques eólicos marinos.

De esta forma, contribuiríamos a desarrollar una cultura de paz, resolveríamos déficits ambientales importantes y ofreceríamos un buen puñado de puestos de trabajo para hacer sostenible a la construcción naval y conseguir descender las escandalosas cifras de paro que padece nuestra población. Y pondríamos coto al escandaloso incremento de las exportaciones de armas que sigue nuestro país.

Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía – delegación de Cádiz

Ecologistas en Acción

Cádiz, 22 de Abril de 2018

sábado, 21 de abril de 2018

Sres. del PSOE-A, si no crean empleo, ¿por qué tenemos que soportar las bases militares?.

[fuente de la fotografía: http://elcorreoweb.es/provincia/en-lucha-por-el-empleo-de-la-base-de-moron-HB1928768]

   El Tribunal Supremo acaba de darle la razón a EE.UU. y la espalda a los trabajadores españoles de la Base de Morón, a los despedidos y a los aún contratados (ya veremos por cuánto tiempo más). ¿Qué dirá ahora el ventrílocuo PSOE de Andalucía?, ¿intentará sacar tajada, una vez más, del conflicto poniéndose de boquilla de parte de los trabajadores o, por un mínimo de coherencia, reconocerá públicamente que las bases norteamericanas e inglesa en suelo andaluz son un auténtico cáncer para la Paz en el Mediterráneo y para la seguridad de Andalucía y que, además, ni generan ni generarán empleo?. (https://www.eldiario.es/andalucia/sevilla/anos-Moron_0_742275918.htmlhttp://cadenaser.com/emisora/2018/04/12/radio_sevilla/1523509253_602799.html)... Un vergonzosamente contradictorio PSOE-A que quisiera embaucarnos con altruistas posiciones en defensa de los refugiados hacia Europa por causa de la guerra de Siria (http://www.psoeandalucia.com/vamos-a-presentar-mociones-en-los-ayuntamientos-y-diputaciones-para-mostrar-el-rechazo-andaluz-al-preacuerdo-inhumano-sobre-los-refugiados-en-europa/), pero que no se avergüenza un milímetro al dar toda la cobertura política y logística que EE.UU. necesita para bombardear Siria, desde las bases militares de Andalucía, cada vez que le parece.

   El PSOE-A nos quiere convencer -incluso aunque ya le resulte imposible hacerlo de una manera racional- de que la militarización norteamericana de Andalucía tiene algún sentido... Pero ya estamos viendo por activa y por pasiva que no. Y en la Base de Rota es la misma historia de despidos y de desprecio a trabajadores: http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20180404/442184764300/los-trabajadores-del-aeropuerto-de-la-base-de-rota-convocan-nuevos-paros.htmlhttp://cadenaser.com/emisora/2018/04/04/radio_cadiz/1522858703_632981.html

   La complicidad del PSOE-A con la militarización de Andalucía, que incluye el atraque de navíos nucleares, es abierta y descarada desde hace mucho tiempo. No nos sorprende ya excepto por el surrealismo tan radical y alambicado de su postura: luchar para que no haya más despidos con tal de que las Bases se queden (exactamente el mismo retorcido juego que cuando decían "OTAN, de entrada no"). Un surrealismo, y una especie de actitud ingenuo-naif, cegata e irresponsable, que deja auténticas perlas como esta del alcalde de Rota (PSOE-A):

(véase la entrevista completa al alcalde de Rota: https://lavozdelsur.es/llevamos-mas-de-60-anos-conviviendo-con-la-base-y-en-rota-no-tenemos-sensacion-de-peligro)

(un vídeo de Canal Sur TV -manejada por el PSOE- dándole cancha a la Armada Española e intentando convencer a la población de que la Base de Rota da empleo y es segura -está preparada para casos de emergencia en el mar-)

===================

Sentencia del Tribunal Supremo (22/03/2018):

La noticia de los despidos de Morón en 2015:

miércoles, 18 de abril de 2018

domingo, 15 de abril de 2018

Un militarismo desbocado, descarado y creciente en la provincia de Cádiz.


      Ya no es una sorpresa para nadie señalar cómo nuestro gobierno se lanza, en primera línea, a las órdenes de la OTAN, a todos y cada uno de los frentes de combate que en el mundo son (Letonia, Irak, Malí...). La apuesta del belicoso Partido Popular, desde el abrazo de las Azores hasta el día de hoy, no puede ser más agresiva y militarista. Aunque en este militarismo la connivencia del PSOE es total (Solana, instalación del escudo antimisiles en Rota, etc.). Nuestros gobiernos, desde La Moncloa y desde la Junta de Andalucía, se zambullen sin contemplaciones en el fluido sanguíneo, eterno, carnicero, de las guerras. Les da exactamente igual todo si con eso hacemos caja. Las empresas de armas de guerra se frotan las manos y se recogen la barbilla de las babas de felicidad que exhalan sus insaciables y temibles bocas de destrucción.

      Que los ministros del PP, cuadrados militarmente, sin el más mínimo pudor democrático, canten una canción militar nada constitucional en la Semana Santa de Málaga lo dice todo (de lo de arriar a media asta la bandera de España en los cuarteles porque ha muerto Jesús para qué hablar). El descaro, la chulería, la sinvergonzonería, el cinismo, la provocación, el nacionalcatolicismo, el mal gusto, la cerrilidad, el surrealismo más esperpéntico, son las únicas respuestas del PP (que el diputado Rafael Hernando, y ahora Méndez de Vigo, encarna tan espantosamente bien):



      Respecto al contrato de las cinco corbetas (y otras cuestiones como la construcción de una base naval en Arabia Saudí) a construir por Navantia, el PP ha querido publicitar como un gran logro la mera firma de un mortecino y simple acuerdo de intenciones entre España y Bin Salman... Pero, ¿cómo no se ha firmado ya, tras años de negociación, el contrato definitivo?. Caben muchas preguntas y suposiciones al respecto, pero creo que la principal de todas (no la única) es que Estados Unidos aún no ha dado el permiso para que esta colaboración entre España y Arabia Saudí tenga lugar de facto. De esta cuestión (cómo es posible tanto retraso en la firma de este tan cacareadísimo contrato) los medios de información locales y nacionales no dicen absolutamente nada (una clara señal de la 'veracidad' con la que acostumbran a 'informarnos').

      En nuestra provincia, el Diario de Cádiz, el periódico del régimen, muy lejos ya de cualquier atisbo de rigurosidad periodística, se dedica a desplegar una campaña propagandística, publicitaria, partidista, a favor del PP en la provincia y de la presente política exterior, diciendo que ha sido el gobierno (Rajoy, Cospedal, etc.) quien, con el oscuro contrato militar, va a traer la panacea a todos los males económicos de la Bahía de Cádiz. Adjunto los recortes de prensa donde, a discreción, se abre fuego sobre la opinión pública, inyectándole sin ambages altas y explícitas dosis de militarismo. Como decía al principio, nada de esto sorprende. ¿Acaso no hace exactamente lo mismo Susana Díaz al anunciar, pletórica, sonriente, ufana, la próxima feria de armamentos en Sevilla? (véase: http://noviolencia62.blogspot.com.es/2018/02/proxima-feria-de-armas-de-guerra-en.html)

      Esta deriva militarista del PSOE y del PP, en el contexto de confrontaciones permanentes de la OTAN con Rusia y con los países de Oriente Medio, solo nos pueden traer los problemas más graves que puedan imaginarse. Solo nos pueden traer un precio muy muy caro en caso de que estalle un conflicto generalizado desde Siria a Kuwait, desde Israel a Irán. Puede que entonces sintamos en nuestras carnes la clase de descomunal error que estamos cometiendo ahora por no oponernos frontalmente a las locuras belicistas de Rajoy y de Cospedal.

-------------------

Véase: Defensa como primer contratista de obra pública en la provincia de Cádiz
http://www.diariodecadiz.es/provincia/Defensa-primer-contratista-publica-provincia_0_1236776635.html









sábado, 7 de abril de 2018

España entra en guerra en Oriente Medio.

España va a posicionarse definitivamente respecto a los conflictos armados que mantienen en Oriente Medio distintos países que están enfrentándose por ejemplo en el escenario bélico sirio. Y lo va a hacer implicándose en estas guerras del modo más directo y descarado: fabricando armas para uno de los contendientes, en este caso para Arabia Saudí:


Recordemos -y hacerlo es muy importante para comprender que esta implicación española no se trata de un simple, aunque multimillonario, contrato de fabricación de armas- lo siguiente:

(fuente: http://www.abc.es/espana/abci-espana-y-arabia-saudi-firman-acuerdo-cooperacion-defensa-201709070345_noticia.html)

Es decir, no estamos hablando de una venta de armas cualquiera ni por la calidad y cantidad de las armas, ni por el brutal montante de dinero, etc., etc., sino que estamos hablando de una relación entre estados (uno de ellos en guerra) que se comprometen mutuamente para compartir compromisos y objetivos militares de un modo más que estrecho frente a los adversarios de Arabia Saudi (uno de los mayores productores de petróleo del mundo). Se diría que España entra directamente en las guerras de Arabia Saudí a cambio de ciertos contratos (conocidos) y de una buena relación que favorezca la compraventa de petróleo en determinadas condiciones.

Sin preguntar nada al parlamento (a lo que debería estar obligado como lo está respecto a las "misiones" en el exterior), incumpliendo sin contemplaciones la misma legislación española de exportación de armas y, lo que es peor, dando la espalda al NO A LA GUERRA de 2003, que expresaba y expresa el sentir antibelicista mayoritario de la sociedad española, el Partido Popular, con el beneplácito de PSOE y C's, se lanza a la construcción de buques de guerra (y una base naval) para Arabia Saudí.

La responsabilidad contraída por el gobierno del PP con esta gravísima decisión es no ya alta, sino que va a comportarse por mucho tiempo como una losa (de más peso aún que la instalación del escudo antimisiles en Rota) sobre la política exterior española. España queda directamente comprometida con la agresiva política militar de Arabia Saudí y sus aspiraciones de potencia hegemónica, frente a otros países como Irán, en la región del Golfo Pérsico (es decir, la región del mundo donde se produce más petróleo) 

Lo de siempre: los políticos vasallos de los banqueros y multinacionales preparando las guerras que nos obligan a pagar a todos. Guerras del PP y de la OTAN que nos traerán lo peor a todos.

===========================